Evangelio del Dia

Buscar por fechas

Sábado 10 de Diciembre de 2022

La Palabra dice


Mt. 17, 10-13

Los discípulos preguntaron a Jesús:

“¿Por qué dicen los escribas que primero debe venir Elías?” Él respondió: “Sí, Elías debe venir a poner en orden todas las cosas; pero les aseguro que Elías ya ha venido, y no lo han reconocido, sino que hicieron con él lo que quisieron. Así también harán padecer al Hijo del hombre”. Los discípulos comprendieron entonces que Jesús se refería a Juan el Bautista.

La Palabra me dice


Si hilamos fino y leemos lo anterior a este tramo del Evangelio, nos encontramos con la transfiguración de Cristo. En ella, además de él, aparecen Moisés y Elías (quien es protagonista de la pregunta de los discípulos) y Santiago, Pedro y Juan. Siempre hace hincapié Jesús en su futura pasión, como algo que se viene con cierto dolor y les prepara el terreno a sus amigos. Como sabemos, el dolor no tiene la última palabra, por lo tanto, pueden hacer padecer a Jesús o Juan el Bautista, pero el mensaje de amor seguirá de pie frente a la cruz. 

Siempre fiel a su relación con Dios, Juan el Bautista anuncia el camino y lo ilumina, a aquel que vendrá a salvarnos.

Con corazón salesiano


Ante esta situación de dolor por el futuro inminente, y al padecimiento de otros que están a mi lado, me pongo a pensar en el Don Bosco que cumplía el rol de padre para aquellos jóvenes que parecían olvidados y perdidos. También pienso en Don Zatti, que con su alegría cuidó de enfermos durante días en su casa-hospital, incluso a aquellos que esperaban la muerte. 

Hoy, que recordamos la Declaración Universal de los Derechos Humanos, no podemos ser ciegos ante el sufrimiento ajeno. Como salesianos, nosotros elegimos afrontar la vida, tanto dolorosa como linda, con la alegría nacida de un corazón confiado que, al final de todo, nos espera un Dios padre, con sus manos abiertas y una rica comida en su mesa.

A la Palabra, le digo


“Jesús amigo de todos y todas, te pedimos por nuestras comunidades, para que sepamos ofrecer la mirada generosa de la alegría que no defrauda, de la compasión que cura. Que sepamos ser constructores de justicia, sobre todo entre los hermanos que más sufren la desigualdad laboral, educativa, sanitaria, en nuestra tierra y en todas”.



Ahora podés escuchar el Evangelio del Día en Spotify como "Lectio salesiana": https://spoti.fi/3gRYQSP