Evangelio del domingo

Tres llamadas de Jesús

Pedir, buscar y llamar son actitudes que Jesús nos recomienda en el texto de Lucas 11, 1-3, aunque, según el comentario de José Antonio Pagola a este pasaje, curiosamente en ningún momento se nos dice qué hemos de pedir o buscar ni a qué puerta hemos de llamar, sino que estas llamadas, ante todo, nos invitan a despertar la confianza en el Padre

Nada hay más necesario

En la casa de la pequeña aldea de Betania, donde están Marta y María, Jesús se encuentra a solas con ellas, que adoptan ante su llegada dos actitudes diferentes, según trae el relato de Lucas 10, 38-42, y ante estas reacciones distintas, Jesús recuerda, según el comentario de José Antonio Pagola a este texto, que la escucha de su Palabra ha de ser lo prioritario para todos, también para las mujeres, y no una especie de privilegio de los varones.

No pasar de largo

En el relato del "buen samaritano" que nos trae el texto de Lucas 10, 25-37 se nos describe la actitud que hemos de promover, más allá de nuestras creencias y posiciones ideológicas o religiosas, para construir un mundo más humano, según presenta José Antonio Pagola en el comentario a este pasaje.

Sin miedo a la novedad

El evangelista Lucas en este texto de Lc. 10, 1-12.17-20 nos recuerda las consignas de Jesús: "pónganse en camino", y en este tiempo, el papa Francisco, al decir de José Antonio Pagola en su comentario a este texto, con una actitud similar nos llama a reavivar en la Iglesia el aliento evangelizador que Jesús quiso que animara a sus seguidores: digan a todos que Dios está cerca y nos quiere ver trabajando por una vida más humana.

Cómo seguir a Jesús

En el texto de Lucas 9, 51-56, Jesús sabe que no es fácil acompañarlo en su vida de profeta itinerante, y para nosotros, hoy, nos da miedo tomarle en serio porque sabemos que nos exigiría vivir de manera más generosa y solidaria, según nos comenta José Antonio Pagola en su reflexión sobre este texto

Denles ustedes de comer

La recomendación de Jesús que nos trae el Evangelio de Lucas 9, 11b-17, nos sigue llamando a afrontar desde nuestras posibilidades las necesidades de nuestros hermanos, reconociendo que el alimento que nos propone Jesús sólo será realidad entre nosotros en la medida que la lógica del compartir sea la que anime nuestras acciones.

Misterio de bondad

Jesús no habla mucho de Dios, sino que nos ofrece sencillamente su experiencia, que nos trae el Evangelio de Juan 16, 12-15: para él, ese misterio último de la realidad que los creyentes llamamos "Dios" es una Presencia cercana y amistosa, y, como menciona José Antonio Pagola en el comentario a este texto, que está abriéndose camino en el mundo para construir, con nosotros y junto a nosotros, una vida más humana.

Invocación al Espíritu

El Evangelio de Juan 20, 19-23 nos relata la venida del Espíritu Santo sobre la Virgen y los Apóstoles congregados en el cenáculo, es decir, Pentecostés. José Antonio Pagola nos invita a invocarlo, para que descienda sobre nosotros y nos conceda sus dones.

La bendición de Jesús

En su último gesto, Jesús, en la ascención, entra en el misterio insondable de Dios, tal como lo describe Lucas en 24,46-53, y sobre el mundo desciende su bendición, prometiendo que no nos dejará solos en la misión que nos encomienda: ser sus testigos para comunicar esta experiencia de un Dios bueno y contagiar su estilo de vida trabajando por un mundo más humano, tal como nos lo presenta José Antonio Pagola en su comentario a este texto.

Últimas palabras de Jesús

Al momento de despedirse Jesús de sus discípulos, como nos lo presenta el texto de Juan 14, 23-29, surge en éstos una sensación de desazón y desamparo que el propio Jesús quiere superar, infundiéndoles con sus últimas palabras ánimo y fortaleza, prometiendo su presencia constante, según el comentario de José Antonio Pagola a este texto.

Siguiente >