Evangelio del domingo

Cómo seguir a Jesús

En el texto de Lucas 9, 51-56, Jesús sabe que no es fácil acompañarlo en su vida de profeta itinerante, y para nosotros, hoy, nos da miedo tomarle en serio porque sabemos que nos exigiría vivir de manera más generosa y solidaria, según nos comenta José Antonio Pagola en su reflexión sobre este texto

Denles ustedes de comer

La recomendación de Jesús que nos trae el Evangelio de Lucas 9, 11b-17, nos sigue llamando a afrontar desde nuestras posibilidades las necesidades de nuestros hermanos, reconociendo que el alimento que nos propone Jesús sólo será realidad entre nosotros en la medida que la lógica del compartir sea la que anime nuestras acciones.

Misterio de bondad

Jesús no habla mucho de Dios, sino que nos ofrece sencillamente su experiencia, que nos trae el Evangelio de Juan 16, 12-15: para él, ese misterio último de la realidad que los creyentes llamamos "Dios" es una Presencia cercana y amistosa, y, como menciona José Antonio Pagola en el comentario a este texto, que está abriéndose camino en el mundo para construir, con nosotros y junto a nosotros, una vida más humana.

Invocación al Espíritu

El Evangelio de Juan 20, 19-23 nos relata la venida del Espíritu Santo sobre la Virgen y los Apóstoles congregados en el cenáculo, es decir, Pentecostés. José Antonio Pagola nos invita a invocarlo, para que descienda sobre nosotros y nos conceda sus dones.

La bendición de Jesús

En su último gesto, Jesús, en la ascención, entra en el misterio insondable de Dios, tal como lo describe Lucas en 24,46-53, y sobre el mundo desciende su bendición, prometiendo que no nos dejará solos en la misión que nos encomienda: ser sus testigos para comunicar esta experiencia de un Dios bueno y contagiar su estilo de vida trabajando por un mundo más humano, tal como nos lo presenta José Antonio Pagola en su comentario a este texto.

Últimas palabras de Jesús

Al momento de despedirse Jesús de sus discípulos, como nos lo presenta el texto de Juan 14, 23-29, surge en éstos una sensación de desazón y desamparo que el propio Jesús quiere superar, infundiéndoles con sus últimas palabras ánimo y fortaleza, prometiendo su presencia constante, según el comentario de José Antonio Pagola a este texto.

Amistad dentro de la Iglesia

La invitación de Jesús "ámense los unos a los otros, como yo los he amado", que nos trae el texto de Juan 13, 31-45, es el mensaje final de Jesús, y a la vez su novedad mayor, no tanto por su invitación a amar (otros maestros espirituales ya repetían esta invitación), sino por la forma de este amor: el ser considerados amigos, tal como profundiza José Antonio Pagola en el comentario a este pasaje.

Escuchar y seguir a Jesús

Jesús sólo llama, no fuerza a nadie, y la decisión de seguirle, tal como lo presenta el Evangelio de Juan 10,27-30, depende de cada uno de nosotros, siendo el gran riesgo de los cristianos pretender serlo, sin seguir a Jesús, como afirma José Antonio Pagola en su comentario a este texto.

Al amanecer

Al igual que los discípulos entristecidos por la muerte de Jesús, que vuelven a pescar sin éxito, escena que nos trae el Evangelio de Juan 21, 1-19, en no pocas comunidades cristianas, constatando cada vez más nuestra debilidad, no nos resulta fácil reconocer entre nosotros la presencia de Jesús resucitado, tal como nos lo presenta José Antonio Pagola en su comentario a este Evangelio.

Recorrido hacia la fe

Compartimos la reflexión de José Antonio Pagola sobre el Evangelio de Juan 20, 19-31 Jesús les dijo: "Muchachos, ¿tienen algo para comer?". Ellos respondieron: "No". Él les dijo: "Tiren la red a la derecha de la barca y encontrarán".

Siguiente >