Evangelio del domingo

Con el fuego del Espíritu

El texto de Juan 1, 29-34 marca la diferencia entre el bautismo de Juan que sumergía a las gentes en las aguas del Jordán y el bautismo de Jesús que comunicaba su Espíritu para limpiar, renovar y transformar el corazón de sus seguidores, y sin ese Espíritu de Jesús, la Iglesia se apaga y se extingue, según menciona José Antonio Pagola en su comentario.

Una nueva etapa

El texto de Mateo 3, 13-17, el Bautismo de Jesús, narra una experiencia que transforma de raíz, ya que después de ser bautizado por Juan, Jesús se siente el Hijo querido de Dios, habitado plenamente por su Espíritu y alentado a anunciar a todos, con su vida y su mensaje, la Buena Noticia de un Dios amigo y salvador, transformación a la que todos los bautizados estamos llamados, según menciona José Antonio Pagola en su comentario a este texto.

La Madre nos acompaña

El Evangelio de Lucas 2, 16-21 destaca a María como Madre. Esta reflexión del P. José Antonio Pagola nos muestra cómo Ella nos acompaña y enriquece nuestra fe.

En un pesebre

Según el relato de Lucas 2, 1-14, es el mensaje del Ángel a los pastores el que nos ofrece las claves para leer desde la fe el misterio que se encierra en un niño nacido en extrañas circunstancias en las afueras de Belén. Encontrá en el archivo adjunto la reflexión sobre este texto evangélico realizada por el P. José Antonio Pagola.

Experiencia interior

El texto de Mateo 1, 18-24 marca con claridad que Jesús ha de ser llamado también "Emmanuel", y este nombre es el núcleo de la fe cristiana y el centro de la Navidad, ya que, como menciona José Antonio Pagola en el comentario a este texto, el misterio último de la vida es un misterio de bondad, de perdón y salvación, que está con nosotros y en cada uno de nosotros.

Curar heridas

El diálogo entre Jesús y los discípulos de Juan Bautista que trae Mateo 11, 2-11 es expresión de la contradicción que significó la forma de ser Mesías de Jesús, dedicado a curar heridas y aliviar sufrimientos, y es hoy el desafío al que somos llamados los que nos decimos sus discípulos, ya que Jesús no nos imagina como doctores, jerarcas, liturgistas o teólogos, sino como curadores, según menciona José Antonio Pagola en su comentario a este texto.

Recorrer caminos nuevos

La experiencia de Juan Bautista que nos trae el evangelio de Mateo 3, 1-12, es similar a la que hoy, según José Antonio Pagola en su comentario a este texto, nos es propuesta a todos los creyentes, la de buscar ser comunidades que recorren caminos nuevos para encontrar y presentar a Jesús.

Con los ojos abiertos

La llamada de Jesús a estar atentos, que trae Mateo 24, 37-44, es un llamado a fortalecer la esperanza, entendiendo que la esperanza del cristiano no es una actitud ciega que olvida a los que sufren, sino que, como menciona José Antonio Pagola en su comentario, es esperar en Dios haciendo lugar al Reino mirando más allá de nuestros pequeños intereses y preocupaciones.

Acuérdate de mí

Según el relato de Lucas 23,35-43, Jesús ha agonizado en medio de las burlas y desprecios de quienes lo rodean, y cuando nadie parece haber entendido su vida, uno de los dos delincuentes crucificados junto a él le pide a Jesús que no lo olvide, porque sabe que algo podrá hacer por él, y esta actitud, de acuerdo al comentario de José Antonio Pagola a este texto, es una de las más fuertes de quien, en su desconcierto, reconoce que Dios tiene una palabra para su vida.

Tiempos de crisis

Según el relato de Lucas 21, 5-19 los tiempos difíciles no han de ser tiempos de lamentos y desaliento, de resignación o huida, sino que precisamente en estos tiempos se nos ofrece la mejor ocasión de dar testimonio de nuestra adhesión al proyecto de Jesús, y en un sistema social que deja a tantos de lado, debemos preguntarnos cómo estamos reaccionando ante esto como comunidad cristiana, según nos invita José Antonio Pagola en su comentario.

Siguiente >