Evangelio del domingo

Sembrar

En el Evangelio de Mateo 13, 1-23, que nos trae la parábola del sembrador, Jesús nos hace esta llamada: “El que tenga oídos para oír, que oiga”, y este texto de José Antonio Pagola nos ayuda a reflexionar no únicamente sobre el terreno de la siembra sino también sobre el sembrador.

Las tres llamadas de Jesús

Las tres llamadas que Jesús hace en el texto de Mateo 11, 25-30, nos invitan a ir a él y tener un contacto más vital con el Señor, que es aliento, descanso y paz para tantos que, dentro y fuera de la Iglesia, viven “perdidos”, sin saber a qué puerta llamar, según sugiere José Antonio Pagola en su comentario.

Sólo puedes amar a Dios amándo a los demás

Reflexión sobre el Evangelio de Mateo 10, 37-42.

Analiza tus miedos, verás que todos son ridículos

Un análisis del Evangelio de Mateo 10, 26-33, que nos invita a confiar más en Dios.

Estancados

El texto de Juan 6, 51-58 trae la experiencia vivida durante la Cena del Señor, que concentra el núcleo de nuestra fe, aunque la actual forma de celebración se encuentra como estancada, al decir de José Antonio Pagola en su comentario a este texto, en cuanto a su capacidad de celebrar una “eucaristía” vivida como celebración gozosa de toda la comunidad para alimentar su fe, crecer en fraternidad y reavivar su esperanza en Cristo.

Confiar en Dios

El texto de Juan 3, 16-18, que nos presenta la celebración de la Santísima Trinidad, trata de acercarnos con confianza al misterio de Dios siguiendo el mensaje, los gestos y la vida entera de Jesús, y a su vez acoger el Espíritu que alienta al Padre y a su Hijo Jesús, es acoger confiadamente en nosotros la presencia invisible, callada, pero real del misterio de Dios, como nos presenta este comentario de José Antonio Pagola a este texto.

Nos da su Espíritu

Presentamos el comentario de José Antonio Pagola al Evangelio de Juan 20, 19-23. Jesús resucitado sopla sobre los discípulos y les da el Espirtu Santo para que puedan proclamar la Palabra.

No cerrar el horizonte

El Evangelio de Mateo 28,16-20, presentado en esta fiesta de la Ascensión, nos invita a levantar la mirada más allá de lo inmediato de cada día, y, en medio de interrogantes e incertidumbres, los seguidores de Jesús seguimos caminando por la vida, trabajados por la confianza y la convicción de que el misterio último de la realidad es un misterio de Bondad y de Amor, según menciona José Antonio Pagola en su comentario a este texto.

El Espíritu de la verdad

Jesús se está despidiendo de sus discípulos, y en el texto de Juan 14, 15-21 les habla apasionadamente del Espíritu, que es aliento, fuerza, luz, amor, y que nos invita, al decir de José Antonio Pagola en su comentario, a vivir en la verdad de Jesús en medio de una sociedad donde con frecuencia a la mentira se le llama estrategia; a la explotación, negocio; a la injusticia, orden establecido; a la arbitrariedad, libertad; a la falta de respeto, sinceridad...

El camino

En el pasaje de Juan 14, 1-12, Jesús se presenta como camino, verdad y vida, pero esta acción de Jesús en nosotros se produce casi siempre de forma discreta y callada, ya que Dios no se impone, no fuerza a nadie con pruebas ni evidencias, sino que, como menciona José Antonio Pagola en su comentario, el Misterio último es silencio y atracción respetuosa.

Siguiente >