Juegos y dinámicas

Juegos para el encuentro

Los juegos pueden promover actitudes de sensibilización, cooperación, comunicación y solidaridad. Facilitan el encuentro con los otros y el acercamiento a la naturaleza. Encontralos en el archivo adjunto.

La puerta cerrada

Una dinámica elaborada por Herminio Otero a partir de una imagen de una puerta cerrada, pero tapiada, que permite trabajar diversos temas y problemáticas, como accesibilidad, frenos, posibilidades, aperturas, cierres, pasos, opciones, etc, especialmente con grupos de adolescentes y jóvenes.

Mis bienaventuranzas

Una dinámica especial para jóvenes, a partir de un texto de César Marcos, donde se presentan los criterios de éxito y felicidad con que se mueve el mundo sin Dios, como aparentes "bienaventuranzas", para ayudar a confrontarlos con los criterios con los que orientamos la vida siendo discípulos de Jesús.

La pregunta explosiva

Un video que presenta una dinámica especial para iniciar un encuentro o querer verificar los conocimientos respecto a un determinado tema.

La belleza de la trama

Toda construcción colectiva es una trama que se entrelaza a partir de la acción de cada uno, y este tema de Humberto Pegoraro nos ayuda a cantar esta certeza.

Un juego para desarrollar el oído

Este juego se llama el Castillo de los Mil Sonidos y ayuda a que los chicos desarrollen el oído y la memoria auditiva.

Asuntos del camino

Una dinámica especial para grupos que quieren tratar el tema de la vida como peregrinación, o están preparando algún viaje o peregrinación.

Colección de Juegos y Dinámicas

Para el conocimiento y la afirmación grupal, para generar confianza, cooperativos, para interior y exterior, en la naturaleza o con pocos materiales, una gran colección con más de 200 juegos y dinámicas para renovar la animación.

Textos para narrar a Jesús a los jóvenes

Los encuentros de Jesús con los discípulos de Emaús ("una historia que es mi historia"), y con Pedro ("De la traición a la intrepidez"), nos ofrecen elementos que ayudan a narrar a Jesús a los jóvenes, tal como nos lo presenta Ricardo Tonelli en este artículo, encuentros tal vez conocidos, pero que pueden resonar nuevos, como si fuese la primera vez que los encontramos, pues nos cuestionan y nos obligan a pensar.

El punto

Una sencilla dinámica para valorizar las posibilidades que nos da la vida y animarnos a ampliar los horizontes.

Siguiente >