Recursos bíblicos

Encontrarnos con el Resucitado

María Magdalena se encuentra con el Resucitado, en el relato de Juan 20, 1-9, cuando se siente llamada personalmente por él, y esta experiencia es hoy para nosotros el mejor camino puede conducirnos al encuentro con el Resucitado

Ante el crucificado

En Lucas 22,14-23,56, el Evangelista reúne en el relato de la Pasión las últimas palabras de Jesús, muy breves, pero a las primeras generaciones cristianas les ayudaban a recordar con amor y agradecimiento al Crucificado, ya que, como menciona José Antonio Pagola en el comentario a ese texto, descubren lo que hay en el corazón de Jesús.

Todos necesitamos perdón

Cuando Jesús se encuentra con quienes acusan a la adúltera, éstos le piden una respuesta en nombre de la Ley. Él les responderá desde su experiencia de la misericordia de Dios: aquella mujer y sus acusadores, todos ellos, están necesitados del perdón de Dios, tal como nos lo presenta José Antonio Pagola en su comentario del texto de Juan 8, 1-11.

Con los brazos siempre abiertos

El texto de Lucas 15,1-3.11-32, conocido comúnmente como "del hijo pródigo", describe con todo detalle el encuentro sorprendente del padre con el hijo que abandonó el hogar, un padre que tiene una mirada buena, llena de bondad y compasión, una mirada salvadora, y que, según nos acerca José Antonio Pagola en su comentario a este texto, así es la mirada de Dios.

Antes de que sea tarde

En la parábola de la higuera, que trae el Evangelio de Lucas 13,1-9, Jesús, quien sabe que el empeño de Dios en hacer un mundo más humano será posible si respondemos haciendo lugar a su proyecto, acentúa su cuidado hacia la vida de todos, y nos urge en el esfuerzo para nuestra conversión, como menciona José Antonio Pagola en su comentario a este texto,

Escuchar a Jesús

Es difícil penetrar el significado de la escena llamada "La transfiguración", redactada con imágenes y recursos literarios propios de una "teofanía" o revelación de Dios, aunque en Lucas 9, 28-36 encontramos detalles que permiten descubrir, según menciona José Antonio Pagola en su comentario, el mensaje de fondo: en la oración y el silencio es posible vislumbrar, desde la fe, algo de la identidad de Jesús.

No desviarnos de Jesús

Las tentaciones de Jesús, que trae el texto de Lucas 4,1-13, no son un episodio cerrado, sino que, tal como menciona José Antonio Pagola en su comentario, las tentaciones volverán en la vida de Jesús y en la de sus seguidores, pues son las mismas que ellos tendrán que superar si no quieren desviarse de las huellas de Jesús.

La fuerza del Evangelio

En contraposición a la escena de las multitudes que siguen a Jesús, escena que nos trae el Evangelista Lucas, 5, 1-11, la comunidad eclesial está perdiendo su capacidad de atracción, lo que nos lleva a concluir que, según menciona José Antonio Pagola en su comentario a este texto, la fe cristiana solo se despierta cuando las personas descubren el fuego de Jesús.

Privados de espíritu profético

A partir del texto de Lucas 4, 21-30, José Antonio Pagola señala que "preocupados por restaurar "lo religioso" frente a la secularización moderna, los cristianos corremos el peligro de caminar hacia el futuro privados de espíritu profético", en su comentario a este pasaje donde Jesús se presenta como profeta que cumple el anuncio liberador de Dios.

Profeta

En una perdida aldea de Galilea llamada Nazaret, los vecinos se reúnen para escuchar la Palabra, y allí, en su propio pueblo, Jesús se presenta como Profeta de Dios, aplicándose a sí un texto del profeta Isaías en el que se anuncia la Buena Noticia para los pobres, presentando, según el comentario de José Antonio Pagola a este pasaje de Lucas 1, 1-4; 4, 14-21, su forma de ser profeta.

Siguiente >