Siguiente >

Viernes 25 de Julio

Santiago, Apóstol

Mateo 20, 20-28
No vine para ser servido, sino para servir

Entonces la madre de los hijos de Zebedeo se acercó a Jesús, junto con sus hijos, y se postró ante él para pedirle...

Jueves 24 de Julio

Mateo 13, 10-17
Felices sus ojos, porque ven; felices sus oídos, porque oyen

Los discípulos se acercaron y le dijeron: «¿Por qué les hablas por medio de parábolas?». Él les respondió: «A ustedes...

Miércoles 23 de Julio

Mateo 13, 1-9
Y dieron fruto

Aquel día, Jesús salió de la casa y se sentó a orillas del mar. Una gran multitud se reunió junto a él, de manera que debió subir a una barca y sentarse en ella,...

Martes 22 de Julio

María Magdalena

Juan 20, 1-3.11-18
Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas?

El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que...

Lunes 21 de Julio

Mateo 12, 38-42
Jesús les respondió

Entonces algunos escribas y fariseos le dijeron: «Maestro, queremos que nos hagas ver un signo». Él les respondió: «Esta generación malvada y adúltera reclama...

Domingo 20 de Julio

Sabiduría 12, 13.16-19
Salmo 85, 5-6.9-10.15-16ª
Romanos 8, 26-27

Mateo 13, 24-43
Resplandecerán como el sol en el Reino

Y les propuso otra parábola: «El Reino de los Cielos se parece a un...

Sábado 19 de Julio

Mateo 12, 14-21
No apagar la mecha humeante

En seguida los fariseos salieron y se confabularon para buscar la forma de acabar con él. Al enterarse de esto, Jesús se alejó de allí. Muchos lo...

Viernes 18 de Julio

Mateo 12, 1-8
Aquí hay alguien más grande que el Templo

En aquel tiempo, Jesús atravesaba unos sembrados y era un día sábado. Como sus discípulos sintieron hambre, comenzaron a arrancar y a comer...

Jueves 17 de Julio

Mateo 11, 28-30
Yo los aliviaré

Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de...

Miércoles 16 de Julio

Mateo 11, 25-27
Ha revelado estas cosas a los pequeños.

En esa oportunidad, Jesús dijo: «Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los...

Siguiente >